Las baterías solares son un componente importantísimo en cualquier instalación aislada de energía fotovoltaica, ya que éstas son las que se encargarán de almacenar la energía para que pueda ser utilizada durante la noche o durante periodos prolongados de mal tiempo en los que no tengamos suficiente radiación solar.

Además, las baterías solares también son las encargadas de suministrar una intensidad de corriente superior a la que recibe el panel solar en sí para mejorar el rendimiento.

¿Cómo funciona una batería solar?

Consiste en una o más celdas electroquímicas que pueden convertir la energía química almacenada en electricidad. Cada celda consta de un electrodo positivo y un electrodo negativo y electrolitos que permiten que los iones se muevan entre los electrodos, facilitando que la corriente fluya fuera de la batería para llevar a cabo su función.

Durante el día el panel solar fotovoltaico recibe la radiación solar y la convierte en electricidad que a su vez es suministrada a la instalación. El excedente de energía de este consumo es almacenada en la batería o baterías que formen parte de la propia instalación y que se utilizará durante la noche o durante los días de poca generación de energía solar.

La capacidad de una batería solar para acumular energía depende directamente de la velocidad de descarga de la misma: a mayor tiempo de descarga, mayor es la cantidad de energía que la batería solar es capaz de generar.

La capacidad de una batería se suele dimensionar según criterios como tipo de uso, consumo diario, días de autonomía o potencia máxima de la instalación, por ejemplo.

Existen diversos tipos de baterías solares, siendo las más utilizadas las siguientes:

El punto común entre estos tres tipos de baterías y que hacen que se diferencien del resto de baterías convencionales, como por ejemplo la de los automóviles, reside en su capacidad para ser cargadas y descargadas repetidamente, por lo que se denominan baterías de ciclo profundo. De este modo, su vida útil es muy superior al resto de baterías convencionales.