La Generalitat subvencionará con 5.000 euros la compra de baterías para autoconsumo en el hogar

Recientemente la Generalitat de Cataluña, las administraciones locales y el sector energético han constituido la Mesa de impulso al autoconsumo fotovoltaico en Cataluña, un instrumento que tiene como objetivo incentivar este tipo de instalaciones, tratando de disminuir las dificultades que crea la legislación del Gobierno central.

El gobierno Catalán ha anunciado que durante las próximas semanas apruebe las bases para poner en marcha unas ayudas para la compra de baterías de ion litio con una potencia entre 2KW y 20 KW con una garantía mínima de 5 años.

Con el objetivo principal es el de fomentar el autoconsumo en los hogares, la cuantía destinada a cada proyecto será de un máximo de 5.000€ o el 70% del coste de la inversión realizada. Cabe destacar que Cataluña es una de las primeras comunidades es incorporar este tipo de subvenciones.

La medida ha sido propuesta por la Mesa de la Generalitat para el impulso del autoconsumo fotovoltaico en Catalunya. Además también se propone la coordinación de todos los trámites burocráticos en materia de fotovoltaica para hacer más accesible a todos los interesados la implantación de instalaciones fotovoltaicas.

Cataluña tiene previsto un presupuesto de 360.000€ para este tipo de incentivos al autoconsumo fotovoltaico lo que supone una ayuda a un mínimo de 72 proyectos.

Los destinatarios de estas ayudas serán todas aquellas personas físicas y comunidades de vecinos que no vayan a realizar ninguna actividad económica por la adquisición de las baterías.

Otros de los requisitos a tener en cuenta es que todas las instalaciones subvencionadas deberán encontrarse en territorio catalán, cumplir el Real Decreto 900/2015 y estar registradas como instalaciones de autoconsumo.

Como aclaración, estas ayudas no están dedicadas solo a subvencionar las baterías, sino que también podrán subvencionar todos aquellos productos complementarios para poner la instalación en funcionamientos como pueden ser los inversores o el cableado necesario.

Esta subvención promete ser la primera de muchas que tiene planteadas el gobierno catalán para que sus ciudadanos puedan reducir sus facturas eléctricas y ayudar a sus vecinos a almacenar la energía sobrante de sus instalaciones.