Uno de los momentos más importantes para Solar Rocket en el 2014, ha sido la expansión de nuestra compañía a nivel internacional, siendo uno de los mercados con más actividad el de países africanos. Solar Rocket ha colaborado en el proyecto y diseño de una planta fotovoltaica de 130 KW para un centro de formación en Guinea Ecuatorial con talleres específicos tanto de electricidad, electrónica ó construcción, aulas de formación para clases teóricas, zonas deportivas e incluso viviendas para el profesorado.

Gracias a la experiencia en el mercado de la FV de nuestros ingenieros, se ha conseguido un diseño innovador en el ámbito de la fotovoltaica aislada, ya que se combina de forma directa grupos electrógenos de gran capacidad con una planta fotovoltaica de autoconsumo.

El sistema consta de 430 módulos de 300 Wp YINGLI, 6 inversores de red SMA, cuadros de CC y CA, 2 grupos electrógenos (los cuales otorgan la onda sinusoidal) y un sistema de control diseñado exclusivamente para esta aplicación, el cual, a partir de mediciones en el consumo hace conectar y desconectar de forma sincronizada los inversores de red, siguiendo un exhaustivo protocolo para evitar asi corrientes inversas a los GE. Además, la instalación consta de un sistema de monitorización, tanto local como remota, gracias al cual se puede observar tanto el consumo como la producción en el centro, el cual ayuda a controlar la planta.

Adicionalmente se ha instalado un sistema fotovoltaico completamente aislado compuesto con 24 elementos de 2 V de 3000 Amperios, 6 inversores – cargadores VICTRON ENERGY modelo Quattro de 10 Kw, 36 módulos fotovoltaicos Yingli de 250 Wp, 2 reguladores MPPT 150 V – 96 Amperios y cuadros de protección en CC y CA. Estos elementos dan suministro a la alarma del centro en horas sin radiación solar y a la iluminación exterior. Este sistema aparta un total de 96 Kwh / día entre producción y acumulación. En caso de que hubiera un mayor consumo, tendríamos el apoyo de alguno de los grupos electrógenos conectados al cuadro general.

Este proyecto singular, ha supuesto un gran reto tanto a nivel técnico por su complejidad en el diseño, como a nivel logístico por su localización.

La satisfacción de poder ver el centro funcionando con Energía Solar nos hace sentir que realmente ha valido la pena tanto esfuerzo y dedicación.

Esperamos poder seguir contándoos nuevas colaboraciones en proyectos de cooperación.